Sin categoría

Ruta de la Sal 2018

Una Semana Santa muy temprana marca el rumbo de la Ruta de la Sal en su 31 edición.

En esta ocasión, afrontamos la Ruta de la Sal con dos embarcaciones: El Saladar y el Gladiator.

A bordo del Saladar el equipo de regatas Cabo Mayor Teknia Group. 9 tripulantes con experiencias diferentes y patroneados por Alejandro Ramos

A bordo del Gladiator, una tripulación formada por 8 tripulantes, la mayoría con poca experiencia en regatas, patroneados por Wladimir Quintanilla.

El porte para trasladar el SALADAR desde Valencia  a Denia ayudó a testear la embarcación previamente. Vientos de 12 – 18 nudos de componente Sur que marcó un traslado en rumbo de ceñida durante las 40 millas que separan Denia y Valencia. Las sensaciones con el barco fueron buenas y la tripulación pudo familiarizarse con la maniobra del Saladar.

Pre-Regata

Una vez en Denia, y con el Gladiator abarloado al Saladar en el Club Náutico de Denia comenzaron los trabajos de puesta a punto en las dos embarcaciones. Participamos, en esta edición de la Ruta de la Sal,  con barcos de chárter que evidentemente, no están preparados 100% para la competición. Los trabajos se centran en:

gladiator y saladar abarloados

  • limpieza de obra viva (con Cleggs)
  • Revisión completa de la embarcación
  • Revisión jarcia firme y de labor
  • Chequear y preparar toda la maniobra del barco
  • Revisión de todo el material de seguridad
  • Colocación de la estiva y pertrechos de la tripulación

 

Trabajos pre regata ruta de la sal

Salida de regata Ruta de la Sal 2018

A las 10:00h del día 29 de marzo tenía lugar la reunión de patrones. La regata, en su versión Denia, tiene un recorrido previsto con llegada a Sant Antony de Portmany tras dejar Formentera, Tagomago e Ibiza por babor. Con obligada comunicación de paso en el faro de Portinatx, dejándolo también por babor. El parte meteorológico fue uno de los puntos tratados de especial relevancia, puesto que había  un aviso de temporal de Fuerza 7 al norte de Ibiza al paso de la flota. Reunión tripulacion ruta de la sal

A las 14:00 hora comenzaba la 31 edición de la ruta de la sal 2018 con un vinto muy inestable y ligero de componente NE, de unos 5-6 nudos.

La salida se produjo a un angulo del viento de 90-60 grados y muy favorecida por el pin de la salida. Pudimos, a bordo del Saladar, salir con arrancada y con muy pocos barcos que nos pudieran desventar y frenar. El Saladar se situaba en los puestos de cabeza y aguantó una parte importante de la regata así. Como se esperaba, los barcos de regata nos darían caza poco a poco.

La regata a bordo del Saladar

Tripulación del Saladar ruta de la salSeguía el viento inestable. Dos vientos en plena pelea a ver quien podía mas NE y SW, totalmente opuestos. Este hecho favoreció a los barcos que se arriesgaron a acercarse más a la costa, beneficiándose de la entrada del S- SW, viento previsto para gran parte de la regata.

Tuvimos un cruce con un mercante que nos venia por el través de babor. El cruce transcurrió con normalidad pero sin mantener demasiado margen de seguridad, este hecho nos confundió un poco. Al rato de seguir su estela vimos por la popa que tenia varios cruces con algunos barcos de la regata, por lo que nos mantuvimos atentos a sus maniobras. Al cabo de 10 minutos, a unas 3 millas de nuestra posición, abordó a un velero. Vimos caer el mástil. Tratamos de comunicarnos con la embarcación siniestrada, más tarde supimos que se había quedado sin radio. La comunicación fue posible con otro velero que se acercó a ellos y nos confirmó que la tripulación estaba bien.

Llamada por radioA las 20:00 horas comenzó a descansar parte de la tripulación. El parte indicaba vientos de componente W con rachas que alcanzarían los 30 nudos a partir  de las 05:00 horas. Había que descansar para tratar de adaptarnos a esas condiciones.

Lo más duro de la regata

El resto de la navegación hasta el norte de Ibiza transcurrió con total normalidad: rotación de guardias, comiendo y descansando. Antes de llegar a Tagomago, al Este de Ibiza, tuvimos un role de viento. Poco a poco se iba a componente W, nos obligaba a un rumbo más cerrado pero directo y rápido, alcanzando puntas de 9 nudos.

Llegando a Tagomago el viento desapareció por completo. Aprovechamos para hacer un cambio de vela de proa. Sustituimos el Genova ligero por el pesado para condiciones de viento de más intensidad. Finalizando la maniobra empezó a entrar el viento que daban los partes de última hora. A las 05:00 horas llegaban las esperadas rachas de viento intenso que superaban los 30 nudos.

Se requirió a toda la tripulación en cubierta para pasar este último tramo con garantías, hacían falta manos para adaptar el barco a esas condiciones. A esta intensidad de viento, estamos más o menos acostumbrado por el Cantábrico pero el periodo de olas tan corto con olas de 3 metros es muy diferente a lo que habitualmente navegamos nosotros. Es una navegación incómoda. De todas formas, nos benefició, ganábamos posiciones con respecto a la flota. La otra embarcación de la escuela, El Gladiator, sufría una rotura de génova que les obligaba a retirarse de la competición. Muchos barcos se encontraron en la misma situación.

Llegando al punto de control de Portinatx ya estaba amaneciendo y dimos nuestro paso a la organización de la regata.

Gladiator Tripulacion Gladiator

Sorpresas de última hora

Ya de día, pudimos ver mejor el estado de la mar, con olas que en ocasiones barrian la cubierta y ver a nuetros rivales mas cercanos. Los teníamos cada vez más cerca a cada bordo. Superamos a algunos de ellos en este tiempo.

A escasas 7-8 millas, y con un muy buen ritmo, sufrimos una avería a bordo del Saladar. Se rompió la cincha del puño de amura del génova. No tuvimos más remedio que arriarla y navegar solo con la mayor. Perdimos posiciones, navegar en ceñida solo con la mayor nos ralentizaba, nos faltaba la potencia del génova.

Aguantamos a que el viento nos diera un respiro para poder izar el génova ligero. Cuando cayó a 15-18 nudos hicimos la maniobra. Volvimos a coger velocidad y mantuvimos la posición.

Finalmente,  cruzamos la línea de meta en San Antonio, con un muy buen sabor de boca ya que sabíamos que podía haber sido peor debido a la avería sufrida en regata.

En los más alto del podium

¡¡¡Tras 21h22m56s, el Saladar y su tripulación se convertían en vencedores de la Clase Training, 4º en la Categoría Alfa 2 y 13º en la general de todas las clases!!!!

Saladar en el podium Trofeo teknia ruta de la sal

 

 

 

 

 

 

 

 

Clasificación GeneralClasificación Alfa2Clasificación Cat. Trainning

El Gladiator se unía al Saladar en Ibiza. Se lo habían pasado en grande y eso es lo más importante. Fue una pena la rotura que les hizo poner motor hasta tierra.

Gran parte de la tripulaciones de ambas embarcaciones han sido alumnos de Escuela Náutica Cabo Mayor. Algunos ya habían hecho la regata en la edición anterior, para otros era su primera participación y todos ellos cuentan con lo más importante que es ilusión y ganas de aprender este deporte tan apasionante.

A bordo del Gladiatora la rueda Gladiator

 

Agradecemos enormemente vuestra participación en esta edición de la Ruta de la Sal 2018 y esperamos veros pronto a bordo de nuevo.

Navegando, aprendiendo y disfrutando.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *